Interacciones que conducen a un aprendizaje desde todos/as y para todos/as (aula ABP)

Fuente: Transformar la escuela. Blog de Jose Blas García

agrupamientos.png

Las decisiones relativas a cómo organizar los agrupamientos en el aula, no son inocuas. Cada modelo proporciona unas cualidades a los procesos de enseñanza-aprendizaje que, si coinciden con las necesidades del alumnado, se convierten en un elemento de calidad educativa de primer orden.

El quid educativo está en propiciar el encuentro entre todos/as los/as alumnos/as que forman parte de un grupo. Esto es, favorecer el mayor número de interacciones posibles, superando el modelo frontón con el/la docente. Ello implica aumentar el número de personas que intermedian en el aprendizaje ajeno, y en consecuencia, modulan el suyo propio.

En este sentido, nuestra forma de proceder (como docentes) va a determinar el modo en el que nuestros/as alumnos/as acceden al conocimiento y desarrollan sus competencias de carácter social y emocional.

Un aula con posibilidades interactivas, es proactiva con el aprendizaje de sus alumnos/as y precursora de la eficacia de metodologías activas.

¿Te apetece descubrir cómo se organiza un aula ABP?

Acceder a la noticia

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s